Conectá con nosotros

Ciclismo urbano

La multitudinaria Vuelta Olímpica en bici a la Ciudad de Buenos Aires contada por su creador y organizador. Las fotos del evento

Publicado

el

Dos años atrás, en pleno comienzo de la pandemia, el uso del transporte público estaba vedado a la ciudadanía. Tenías que ser personal esencial, según el decreto presidencial, para tomar un colectivo, subte o tren.

Eso, para los grupos que hacen cicloturismo rural, era un inconveniente, ya que necesitaban el tren para poder alejarse de la ciudad y pedalear por zonas rurales.
Por eso, en cuanto se pudo salir un poco del encierro muchos grupos que realizaban salidas al campo optaron por hacer recorridos urbanos medio en secreto.
La Panchacleta, grupo de salidas rurales que se originó con miembros de Masa Crítica Buenos Aires hace casi 10 años, dejó de hacer salidas durante el primer año de la pandemia. No me gustaba la idea de que un grupo de cicloturismo rural hiciera una salida urbana, ya que para esto último, al menos para mí, esa función la cumplía perfectamente Masa Crítica, movimiento del cual soy integrante.

Cierta vez, mirando un grupo de facebook de ciclismo, alguien posteó un recorrido que hizo en soledad: era dar “la vuelta a la Capital”.
A ese post lo comentamos tres compañeros de la masa y decidimos hacerlo.

Cuando el protocolo sanitario permitió la reunión de 10 personas en grupo al aire libre, decidimos hacer la primera vuelta. Fuimos 15.
Eso fue el 9 de mayo del año 2021.
La elección de los participantes fue por cercanía. Invité a quienes quería ver y que hacia mucho no veía. Era muy triste tener que dejar gente sin poder participar, pero no quedaba otra.

El diseño del recorrido
Algunos otros grupos ya habían hecho esta famosa vuelta, que alguien había posteado y compartido, pero, por protocolo, no eran masivas.
La emoción de los 15 que la hicimos, hizo que me diera cuenta que ese recorrido tenía potencial para poder invitar a más gente.
Por seguridad cambiamos el recorrido trackeado originalmente, que a la altura de Parque Patricios, donde está el barrio de emergencia, se metía por calles hacía adentro de la ciudad y lo sacamos a provincia por el camino de la ribera, bordeando el Riachuelo.
Fue nuestro relevamiento.
El recorrido sale de Parque Lezama, va hacia la Boca, toma la ribera, cruzando en Avellaneda, para volver a cruzar a capital en Puente Alsina/Uriburu, tomar la Avenida 27 de Febrero, Avenida General Paz, Costanera norte, Costanera Sur, con llegada a Parque Lezama. La llamé: la Vuelta Olímpica, un poco para no decirle vuelta a la capital, me parecía aburrido el nombre y otro porque tenía más sentido de festejo, de festejar el encuentro que nos había sucedido en la, cinematográficamente hablando, precuela.

La primera Vuelta
El último domingo de agosto del 2021, cuando ya era más fácil juntarse entre varios, oficializamos la 1ª Vuelta Olímpica a la Capital en bici.
Participaron más de 100 personas. Para un grupo rural era todo un acontecimiento juntar tantas personas en una salida urbana de largo recorrido.
Y de nuevo eso. Las caras felices de las personas. Esa luminosidad en el rostro de estar haciendo algo épico. Un recorrido que quizás habían hecho por partes, quizás en auto o en colectivo o incluso en bici, pero que nunca lo habían concretado en su totalidad en bicicleta.
Y así pasó la primera Vuelta Olímpica oficial.

Un encuentro anual
Me quedaba la sensación de que ese recorrido, que es urbano, tenía más potencial. Que los grupos de salidas en bici deberían hacerlo, recorrerlo. Pero a pesar que lo hicimos y otros lo hicieron antes, nadie lo hacía de nuevo.
Decidí entonces que la Vuelta Olímpica fuera anual.
Una salida donde después de andar un año en bici fuera la pedaleada de encuentro, festejo, de acercamiento a los demás. Y un desafío. Lo que más nos une a los ciclistas, por más que tengamos diferencias, es el pedaleo, es andar en bicicleta. Y pedalear juntos es terapéutico.
Me parecía que faltaba una salida anual ciclista en CABA.
Hay juntada y encuentros anuales de mucha gente: rollers, runners, tangueros, asadores, etcétera, pero no de gente que anda en bicicleta. En la ciudad nos faltaba eso.
Algunos dirán: está la peregrinación a Luján en bici (salida a la que fuimos y respetamos), pero es una bicicleteada religiosa, devocional. La figura central es la Virgen de Luján.
Faltaba una salida donde la figura central fuera la bicicleta.
Que no fuera una salida deportiva, ya que hay varios encuentros de esos, como Río Pinto y otras competencias.
Este era un encuentro para todos por igual.
Influenciados por la Panchacleta, la salida tendría que ser a modo paseo, tranquilos.
Velocidad Pancha.
Una salida recreativa.

Sumando apoyos
Finalmente llegó este año… y llegaba agosto. Y el destino hizo que conociera a Virginia Grieco, alias Vikicicleta. youtuber, locutora, actriz.
Ella tenía ganas de hacer esa salida y le propuse hacerla juntos y empezar a convocar gente.
Lo primero que había que hacer era que Masa Crítica Buenos Aires, experta en salidas urbanas, se pusiera a la cabeza con ayuda y apoyo. Lo logramos.
El domingo 28 de agosto era la cita.
Yo era feliz si duplicábamos el número del año anterior. Si éramos 220/250 personas sería el tipo más feliz del mundo.
Empecé a darle un sentido más activista, además de festejo, de encuentro.
Así como en Rosario o Santa Fe hay vías recreativas, me parecía, y parece, que Buenos Aires también necesita una. Dónde las personas de la Ciudad puedan disfrutar del espacio público sin el peligro de automotores circulando sobre ella. De amplia extensión.
Me comunique con Pablo Lebendisky, de 30 días en bici Buenos Aires. Y fue la tercera pata de este equipo.
Y empezamos a luchar por eso. Teniendo en cuenta que en diciembre del 2021 se había sancionado en la Ciudad la ley 6472, que establece al 22 de septiembre como el Día Mundial sin autos en la jurisdicción.
Y en sus artículos establece que debe haber vías recreativas.
Pero pasaron 7 meses de ello y aún no vemos esas vías recreativas en la ciudad.

La gran sorpresa
Cómo dije, esperaba 250 personas, pero todo se desbordó, me superó.
Según la gente participaron entre 1500 y 2000 personas. Algo inédito en una salida de largo kilometraje en la ciudad, más siendo esta una salida recreativa.

Una propuesta realizada por ciudadanos comunes, difundida a pulmón, sin apoyo estatal, de ningún medio masivo, ni siquiera con una amplia cobertura.
Convencimos de la idea y logramos que nos apoyase Argentina en Bici, una red de 53 organizaciones activistas ciclistas de 14 provincias. Fuimos un pre Foro Argentino de la Bicicleta. Tuvimos el inmenso orgullo que el Foro nos apoyase y participase. Este se realiza el 28 y 29 de octubre en Gualeguaychú, Entre Ríos.
Tuvimos el apoyo del la Cámara Argentina de Comercio e Industria de Bicicletas, Partes, Rodados y Afines, la famosa COMMBI, a quien agradecemos infinitamente.
De grupos ciclistas de muchos lados de la ciudad, provincia de Buenos Aires y otras provincias.
Y el apoyo de varios emprendedores comerciales relacionados con la bicicleta, que donaron productos para sortear, según sus posibilidades.

Nos superó, nos desbordó. Nos encantó.
La concurrencia fue increíble. Y la gente súper copada y amorosa.
El amor por la bicicleta fue superior, el agradecimiento de la gente a algo que ellos estaban haciendo y logrando fue inmenso.
Todo fue un gracias, gracias, gracias, y lo sigue siendo. Nos faltaba algo así.
Todos los diferentes grupos se pusieron al hombro la organización de la salida. Todos ayudaron, se ayudaron. Fue un ejemplo de camaradería.

Queremos una vía recreativa en la ciudad. Al menos una vez al mes.
Sería mejor, una vez por semana.
Luchamos por eso.
Y seguiremos trabajando para que esta salida se instale como una salida en bici tradicional de la Ciudad.
Una salida que nació de simples ciudadanos que andan en bici, para los demás que también lo hacen.
Donde todos nos sentimos parte de ella.
¡Infinitas gracias a todas y todos los que participaron! ¡Son increíbles!
La vara quedó muy alta. El año que viene tenemos que superarla.
Vamos por eso.

Nos vemos el 27 de agosto del 2023.
En Parque Lezama.
A las 9 de la mañana.
Para la 3ª Vuelta Olímpica en bici a la Ciudad.
¿Te la vas a perder?

Por Marcelo Calderón
Organizador de La Panchacleta | Integrante de Masa Crítica Buenos Aires | Organizador de la Vuelta Olímpica en bici a la Ciudad | Biciclista.

Fotos: @aleoxi16

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ciclismo urbano

Bici Total, el plan de Seguros Rivadavia ágil y de bajo costo

Publicado

el

Seguros Rivadavia te ofrece tres planes para asegurar tu bicicleta, adaptados para las necesidades de cada ciclista.
Uno de ellos es Bici Total, un plan cerrado que ofrece la doble ventaja de una forma muy ágil de contratación y un bajo costo.
El plan está dirigido a aquellas personas propietarias de una bicicleta que desean contratar coberturas y sumas definidas y cuenta con las siguientes coberturas básicas:
Robo total.
Muerte accidental.
Invalidez total y parcial permanente por accidente.
Gastos de asistencia médico-farmacéutica por accidente.
Cobertura de responsabilidad civil del ciclista.

 

Más info: www.segurosrivadavia.com | 0810-999-3200 | info@segurosrivadavia.com
O bien contactarse con cualquiera de los agentes que conforman la extensa red de Productores Asesores de Seguros Rivadavia en todo el país.

Foto: Eduardo Enrietti en unsplash

Continua leyendo

Ciclismo urbano

El Viernes 13 de Enero de 2023 se realizó una marcha pacífica en reclamo de mayor seguridad ante reiterados robos cada vez más violentos que sufren los ciclistas.

Publicado

el

Una propuesta de Bicisur y Ciclistas Monte Grande que reunió a más de 200 ciclistas y donde participaron varios grupos ciclistas de la zona, entre ellos Ciclismo Ezeiza, Mountain amigos y muchos otros.

La marcha fue tranquila y ordenada, preservando la seguridad en el tránsito, en un recorrido que comenzó en la Plaza Mitre de Monte Grande frente a la Municipalidad de Esteban Echeverría, hasta la Municipalidad de Ezeiza donde descansaron unos breves minutos para luego retornar a Monte Grande.

Desde la Secretaría de Seguridad de Esteban Echeverría hicieron propuestas para, en un futuro, al menos llegar a tener circuitos seguros, que se irán desarrollando junto a los ciclistas, mientras que en Ezeiza se comprometieron a aumentar el patrullaje.

Más info: https://www.instagram.com/ciclistasmontegrande/

Continua leyendo

Ciclismo urbano

La violencia vial y las bicicletas: buenos y malos en la misma bolsa

Publicado

el

Por

Por estos días, impulsado por las redes sociales, se instaló el tema de la violencia vial, destacando principalmente los incidentes entre ciclistas y automovilistas, y en menor medida peatones y otros usuarios de la vía pública.

Que hay un estado de alteración y violencia generalizada que excede particularmente al tránsito es palpable y leemos y escuchamos noticias todos los días en ese sentido. Grescas, peleas, estados de alteración permanente que ante la mínima discusión escala a niveles ridículamente peligrosos. El caos de tránsito de la ciudad es un caldo de cultivo ideal para potenciar esas conductas: estrés, bocinazos, insultos de los más variados, exceso de ruidos, conducción agresiva e imprudente y la tensión que se respira a cada momento en hora pico da rienda suelta a la exteriorización de conductas agresivas que en otras situaciones o momentos quizás se lograban reprimir.

Protegidos por una carrocería, a la que se suma todo el valor simbólico que tiene el auto como objeto, la percepción de peligro se traslada a la del cuidado del bien solamente. Un pequeño toque que provoca apenas un rayón o una abolladura es claramente inofensivo para el conductor de un auto, pero despierta una ira irracional hacia quien (accidentalmente o no) lo haya provocado. Si a esto sumamos conductas imprudentes ya familiares (como conducción bajo efectos del alcohol y/o mirando el celular y/o con exceso de velocidad y/o sin respetar las prioridades y reglas básicas) y la falta de autoridad, control y sanciones efectivas por parte del Estado (que por omisión se desentiende de cuestiones que hacen a la convivencia ciudadana) convierte a las calles en una selva en la que los más vulnerables terminan siendo las víctimas.

El agosto del año pasado, en Avenida Balbín y Monroe un ciclista murió bajo las ruedas de un camión que giró sin respetar la distancia al ciclista. En el lugar hay una bicicleta blanca en recuerdo de la víctima.
En noviembre, un conductor alcoholizado atropelló a una persona de 65 años en un country de Pilar, ocasionándole graves heridas.
En ese mismo mes, un conductor también bajo efectos del alcohol se subió a la Plaza de la República, donde está el Obelisco. No fue una tragedia porque ocurrió de madrugada, cuando no circula gente por ahí.
Durante el pasado mes de diciembre un automovilista quiso evitar un control policial y arrastró en el capot de su auto a dos agentes, que terminaron con heridas en sus piernas.
En enero de este año un conductor, también con exceso de alcohol en sangre, se incrustó en una casa de Moreno, matando a dos niños que estaban dentro de la casa durmiendo. Luego intentó escapar.
También en Paraná, Entre Ríos, el conductor de un camión embistió y mató a un ciclista en la avenida de acceso al túnel subfluvial.

Estos incidentes viales se repiten diariamente. Pero será que ya los tomamos con naturalidad, porque ninguno de estos se viraliza ni genera polémica en las redes. A nadie le llama la atención que se use el auto como un arma. A nadie le molesta ver conductas contrarias a la seguridad vial. Esto ya no genera likes ni retweets. Aunque sean nuestros niños, nuestros amigos y familiares los que pierden la vida.
Con mayor o menor gravedad todos los días hay que lamentar víctimas evitables por culpa de la violencia al volante y la desidia del estado, que ignora el derecho a movilizarse con seguridad, sobre todo a quienes no se mueven en vehículos motorizados, y elude sus responsabilidades al otorgar licencias de conducir de manera irrestricta y no ejerce su función de control ni aplica la consecuente sanción efectiva.
Romper espejos de autos, golpear y patear puertas y buscar y fogonear constantemente el conflicto está pésimo. Alimenta reacciones desmedidas, pone a buenos y malos en la misma bolsa, maximiza prejuicios e incita a más violencia. No ayuda en nada (más bien logra el efecto contrario) a pacificar las calles, que es lo que la mayoría de los que nos movemos en bicicleta buscamos, un entorno en el que podamos movernos sin poner en riesgo nuestra integridad.

Por Matías Avallone, conductor del programa B Invasión Bicicleta https://twitter.com/matiasavallone | https://twitter.com/binvasionbici

Continua leyendo

Ciclismo urbano

¡Basta de robos a ciclistas!: una marcha para hacernos visibles

Publicado

el

Frente al flagelo de los continuos robos a ciclistas y con el objeto de hacer visible el problema, las agrupaciones bonaerenses Bicisur y Ciclistas Monte Grande invitan a todos los ciclistas a participar de una marcha ciclista, ordenada y masiva, desde la Municipalidad de Monte Grande hasta la Municipalidad de Ezeiza y vuelta.
La cita es el viernes 13 de enero del 2023 a las 19 hs, frente a la Municipalidad de Monte Grande, desde donde arrancará la marcha en fila de dos en dos, por razones de seguridad y para no molestar al tránsito, con dirección a la Municipalidad de Ezeiza, con regreso luego al punto de partida. 

La velocidad de la marcha será controlada, de manera de no dejar atrás a ningún participante. Para los que se quieran agregar por el camino, el recorrido se llevará a cabo por la ruta 205.
El lema: “¡Queremos pedalear seguros sin que nos roben!” 

Más info: @ciclistasmontegrande

#ciclismo #ciclistas #bikes #bikestagram #bike #biker #bikers #mtb #mtblife #mtblifestyle #ciclistasmontegrande #cicloturismo #cicloturista #bici #bicicleta #bicicletas #seguridad #montegrande #ezeiza #eljaguel #canning #luisguillon #zonasur #buenosaires #argentina

Continua leyendo

Más Leídas