Ocultar Barra

Hermosa Catamarca

Fecha: 02.04.2013

Partimos en camioneta desde Córdoba con destino a Concepción (Tucumán), para comenzar desde allí una nueva travesía hacia Andalgala (Catamarca).
Nuestro primer destino fue río Potrero. Tomamos por la Ruta 365, de ripio, que empieza a subir internándose en la sierra del Aconquija. De a poco nos adentramos en el Parque Nacional Cochuna, donde el monte tupido de molles, laureles, cañas tacuaras y helechos gigantes dibuja un paisaje grandioso, cortado por arroyos de aguas claras.

El termómetro marcaba 36º con alta humedad en pleno agosto. De fondo los nevados del Aconquija hacían olvidar el esfuerzo que insumía la subida. Sobre el camino, en el Parque Provincial Samay Cochuna, está el camping homónimo, a 1233 msnm. En este punto comienza la cuesta del Clavillo, y un cartel marca el comienzo de Las Lenguas, nombre que se le da al trazado del camino, por sus formas. En el punto más alto hay una construcción, donde hay un paraje llamado La Banderita, donde paramos para tomar fotos. A esa hora de la tarde la nube de humo que provenía de la quema de caña de azúcar se había dirigido hacia el oeste, cubriendo así la vista del Aconquija.
Unos 500 metros más adelante una gran piedra tallada de vialidad nacional que marca la frontera entre Tucumán y Catamarca indica la altura máxima, de 1946 msnm.
A partir de allí comienza una bajada y un cambio rotundo de vegetación, que se vuelve más rala por la ausencia de lluvias.
Mientras descendemos vamos pasando por pequeñas ranchadas de adobe, durazneros y ciruelos florecidos que coloreaban el valle. Ese día armamos campamento en Río Potrero, donde dormimos.
A lo largo de unos 10 km en el valle del Aconquija se desarrolla un conjunto de poblaciones, El Charquiadero, Alto las Juntas, Las Estancias, El Alamito, Buena Vista, donde se puede encontrar alojamiento (hospedajes, hotel, cabañas) y abastecimiento de alimento y combustible.
El segundo día de travesía hicimos el tramo de Las Estancias hasta Andalgala.
Después de una noche fría, amaneció ventoso y nublado, con 6º. Comenzamos a andar por Ruta 48. El camino está en mejor estado, sólo con arena. Se trata de una subida constante desde los 1390 msnm en Río Potrero hasta los 1920 msnm en cuesta de La Chilca, con 36 km de recorrido. A la vera del camino se ven sembradíos de papa y un hermoso contraste entre nubes, montañas y campos arados.

En el pueblo Agua de las Palomas cargamos agua. Desde aquí se endurece la subida porque se incrementa la pendiente y hay mucha arena sobre la ruta. Al igual que en el tramo anterior una piedra tallada de vialidad anuncia la cumbre con altura máxima, de 1920 msnm.
Desde aquí, hacia el sur se puede ver el enorme salar de Pipanaco y al oeste la bajada de la cuesta que vivorea entre las rocas. El descenso es un camino de cornisa de una mano, con pircas de piedra que gira mil veces hasta llegar a la base, salpicado de cardones. En el medio de la montaña hay un campamento de vialidad habitado que tiene un cartel de chapa en un árbol que dice “hay agua”.


El fin de la cuesta está a 1169 msnm. Desde allí en adelante el camino toma dirección oeste y la piedra deja paso a casi 20 km de guadal de unos 15cm de altura, que sube y baja constantemente entre remolinos de tierra.
En el empalme de rutas está la entrada de Andalgala. Según nos informaron, el nombre de esta ciudad, que fue fundada en 1658 en plenas guerras calchaquíes,
significa “región o montaña de cobre”.
Nos alojamos en el camping Los Nogales de Huayco, a la vera del arroyo del mismo nombre, donde alquilamos una cabaña equipada con ropa de cama por $20 por persona.
El tercer día, después de sacar un poco de tierra al equipo y a la camioneta para iniciar el viaje de vuelta a Córdoba, intentamos visitar el museo Arqueológico Provincial pero estaba cerrado. Vale la pena ir al balneario La Aguada, a 8 km, a donde se llega por un camino entre medio de quintas de frutales, con los nevados de Aconquija de fondo.


Saliendo del pueblo por la Ruta 46 con rumbo sur, las sierras de Ambato hacia el este y el salar al oeste se llega a pequeños pueblos, verdaderos oasis donde se producen nogales, vides y olivos, llevando nombres tales como Sijan, Saujil, y Pomán entre otros.
Así concluimos un viaje más a esta hermosa provincia de Catamarca, que en ninguna de nuestras visitas nos defraudó ni con el paisaje ni con la calidad del trato de los lugareños. Para volver.

EN SÍNTESIS

Salida: Concepción (Tucumán).
Destino: Andalgala (Catamarca).
Km totales: 148,55.
Época: Agosto.
Recorrido: Concepción (372 msnm), Alpachirri (527 msnm), Cuesta del Clavillo (1965 msnm), bajada a Río Potrero (1375 msnm), Cuesta Las Chilcas (1920 msnm), Andalgala (968 msnm).
Clima: Amplitud térmica, de 6º a 36º, noches muy frías.
Bicicletas: Marín Nail Trail (La patrona), GT Avalanche 2.0.
Ciclistas: María Cristina Sosa (46), Germán Gustavo Rebord (47).
Equipo: Bolso delantero y portapaquetes Halawa.
Alojamiento: Se debe acampar con equipo apropiado para el frío. En los pueblos hay hospedajes, cabañas y también se ofrece alojamiento en casas de familia.
Info: rebord22@yahoo.com.ar.

Por Gustavo Rebord


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Uncategorize

2 Responses to “Hermosa Catamarca”

  1. Roxana dice:

    Solicito información sobre hospedaje económico. Gracias.

Dejá tu comentario

Eres humano o robot? * Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

Nº 286 - Octubre 2018

NOTA DE TAPA
¿Hay brecha de género en el deporte?
ESPECIALISTAS: Cómo comprar una bici usada
TÉCNICAS DEL MTB II: Drop off: preparate y enfrentalos
INFORMES: Un relevamiento de algunos circuitos donde entrenar [+]

    canaglia

    philco

    newton

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable