Ocultar Barra

Por qué vacunarse y cómo hacerlo

Fecha: 29.05.2020

Un tema que incumbe a todos los deportistas y naturalmente a los cicloturistas y viajeros en bici, que en sus traslados por zonas con enfermedades endémicas pueden correr serios peligros. La importancia de vacunarse y qué vacunas hay actualmente disponibles

Por Héctor Darío Abeiro

Además de las lesiones o esquemas nutricionales, la salud del corredor o atleta profesional y amateur está expuesta a contraer enfermedades infecciosas. Se corre, se camina, se pedalea, se nada de día o de noche, con lluvia, frío, hielo, nieve, calor, humedad, viento. Esto expone al cuerpo y más específicamente al sistema inmunológico a mucho estrés y por ello a correr el riesgo de enfermarse. Para ello describimos en columna aparte (Ver “El sistema inmune”) cómo responde el cuerpo humano al esfuerzo prolongado. Es importante la cantidad de estudios que demuestran el estrés que sufre el organismo por la exposición a largas horas de competencia, asociado a ciertas condiciones nutricionales y climáticas.

Por qué vacunarse
Hay suficiente información y evidencia sobre enfermedades prevenibles por vacunas. Por ello los adultos, a partir de los 17 años de edad, cuentan con una serie de vacunas que permiten evitar una enfermedad infecciosa o al menos sus complicaciones.
Los datos de la OMS y de la Organización Panamericana de la Salud son contundentes sobre aquellas enfermedades que se fueron eliminando o erradicando a través de la historia gracias a la acción de las vacunas y de las campañas de vacunación. Para ello hay algunos ejemplos:
– Poliomielitis: entre 1951 y 1955 hubo 234.140 casos. De 1994 a 2014 ninguno.
– Difteria: entre 1997 y 2001 hubo 22.238 casos. De 2010 a 2014 solo 86 casos.
– Tos Ferina: de 1997 a 2001 hubo 459.717 casos. De 2010 a 2014 casi la mitad, 234.639 casos.
– Sarampión: de 1980 a 1984 hubo 1.044.272 casos. De 2010 a 2014 solamente 4.218 casos.
– Virus del Papiloma Humano (HPV): en 2013 hubo 24.526 muertes por cáncer cervicouterino. En países que utilizan la vacuna hubo 19 muertes por HPV.
Actualmente 1.55 millón de niños de la región de las Américas no completan su esquema de vacunación básico.

Las vacunas
Exclusivamente en los adultos se recomiendan las siguientes vacunas:
– Doble bacteriana (dT): difteria y tetanos, 1 dosis cada 10 años.
– Triple acelular (dTpa): difteria, tétanos y pertussis, 1 dosis en reemplazo de la dT. De acuerdo al CDC se puede indicar 1 dosis cada 10 años.
– Antigripal, virus fraccionados inactivados: 1 dosis anual, antes de iniciarse la circulación viral, aproximadamente entre febrero y mayo de cada año. En 2019 ya hay disponible vacuna antigripal cuadrivalente.
– Antineumocócica polisacárido (combinada con vacuna 13 Valente conjugada) en caso de indicación en pacientes con riesgo (ejemplo: diabéticos)
– Triple viral: virus vivo atenuado de sarampión, virus vivo atenuado de la parotiditis, virus vivo atenuado de rubeola. Previene paperas, sarampión y rubeola.
– Contra la hepatitis B, antígenos purificados.
– Contra la hepatitis A, virus entero inactivado.
– Antimeningocócica: Neisseria menigitidis, polisacáridos conjugados. En América hay zonas endémicas de enfermedad meningococica como el sur de Brasil y Chile y otras zonas como el África Subsahariana.
Contra la fiebre amarilla, virus vivo atenuado. De acuerdo a las zonas endémicas reportadas por los alertas del CDC. La vacuna protege de por vida.
Vacunas contra dengue: evita las formas graves de dengue, como el dengue hemorrágico.
Antitifoidea: salmonella typhi, viajes a zonas endémicas.

Medicina del Viajero
La Medicina del Viajero es una especialidad médica que se dedica a la prevención de enfermedades y situaciones de riesgo a las que pueden verse expuestos los viajeros, independientemente del destino elegido y también se dedica al diagnóstico y tratamiento de las enfermedades adquiridas durante los viajes. Esta especialidad está vinculada a la Infectología (Medicina Tropical o del Viajero). Se recomienda realizar una consulta médica previa al viaje y en el post viaje.

Conclusiones
Como se puede observar con los datos descriptos, los deportistas viajeros estamos expuestos a potenciales riesgos de contraer una enfermedad infecciosa, ya sea por exposición a climas extremos, por efecto del estrés producido por el esfuerzo realizado durante tiempos prolongados, por visitar zonas endémicas de una enfermedad específica o por compartir el día a día con grupos de personas (campamentos, ómnibus, cabañas).
La presente información no pretende generar alarma en los aventureros, sino por el contrario que cada uno tome conocimiento de la información presente, que consulte a su médico de confianza y a partir de allí tome la decisión de vacunarse o no.
Actualmente la información y evidencia demuestra que para competir hace falta:
– que el entrenamiento sea coordinado por un Profesor de Educación Física,
– que la alimentación en carrera se planifique con el asesoramiento de un Nutricionista,
– que se sepa que para la evaluación cardiológica es importante el control por parte de un Médico Deportólogo y finalmente,
– para evitar contraer alguna enfermedad infecciosa prevenible por vacunas, se hace necesaria la consulta con un Médico Infectólogo o un especialista en Medicina del Viajero.


*Héctor Darío Abeiro es médico veterinario (UNLP), tiene un MBA en dirección de empresas (UNLP), es corredor de carreras de aventura y ha trabajado durante 15 años en la producción y elaboración de vacunas de uso humano: darioabe@gmail.com


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Entrenamiento y salud

Tags: , ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 307 - Julio 2020


    > Cómo elegir nuestra próxima bicicleta urbana.
    > Algunas medidas críticas de la bicicleta.
    > Mariano Lorefice: un viaje indoor de 10.000 km.
    [+]

    canaglia

    philco

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable