Conectá con nosotros

Ciclismo urbano

Felipe Luongo: movilidad inteligente

Publicado

el

La mirada de uno de los referentes de la industria de la bici, Felipe Luongo, responsable de Movilidad Urbana de Newsan, en torno a la actualidad y el futuro del tema en la Argentina. El particular enfoque de la empresa para enfrentar la realidad de la post pandemia.


¿Cómo vienen trabajando en lo que ustedes llaman movilidad inteligente?
Desde Newsan venimos estudiando y trabajando en este concepto ya hace tiempo, porque creemos que no se trata solo de construir una bici que esté buena, que sea fuerte, robusta y linda y que se venda a un buen precio sino que, al contrario, nos concentramos en qué se necesita, dónde se lo necesita y cómo a partir de eso podemos generar un producto de valor para el consumidor.
Para nosotros no se trata de mirar a la bicicleta, sino de mirar a las personas que se tienen que mover. Me acuerdo de notas de Biciclub, que siempre han sido más sobre el conmuting que sobre la Doble Bragado. Tiene que ver con eso: hay personas que tienen la bicicleta para tratar de ganar un Tour y hay personas -la mayoría absoluta- que usan la bicicleta para hacer las compras o para ir a trabajar. Qué vehículo tiene que ser ese, puede ser una bicicleta u otra cosa, puede ser un monopatín, y no solo vehículos convencionales sino también con asistencia eléctrica para el que tiene que recorrer mayores distancias.
Ese es, a mi criterio, el gran diferencial de Newsan en la industria. No hicimos una unidad de negocios solo para vender bicicletas sino que buscamos las soluciones para el transporte de las personas. Es una perspectiva súper amplia, en la que estamos trabajando con focus groups, con nichos e incluso con el gobierno nacional y los distintos gobiernos provinciales. Por ejemplo, la logística chica, hasta 1500 kilos, en vehículos basados en la bicicleta.

¿Me decís que ya están trabajando en vehículos para logística urbana?
Sí, ya estamos en la etapa de desarrollo de vehículos para logística de corta distancia y trabajando con distintos proveedores. Desde hace un tiempo venimos impulsando el concepto Movimiento Inteligente, un concepto que te invita a hackear la manera de moverte por la ciudad y que con la pandemia toma un fuerte protagonismo. Esta situación obligatoriamente nos convoca a pensar cómo debería ser de ahora en más este Movimiento Inteligente.
Hoy la unidad de negocios tiene un equipo exclusivamente dedicado al desarrollo de productos para estos fines. Justamente lanzamos un monopatín eléctrico, que ha sido el primer puntapié, pero pronto vamos a estar lanzando dispositivos de movilidad para actividades mucho más focalizadas, entre ellas la que mencionaba, para poder mover hasta 1500 kilos. Y vemos también que en otras regiones se usan bicicletas para el transporte de hasta cuatro personas o carga tanto en el frente del vehículo como atrás. Hay muchos desarrollos. No inventamos nada, tratamos de darle al mercado el producto adaptado a la necesidad regional.

¿Cuando se deciden por un nuevo producto, ¿lo desarrollan teniendo en cuenta las diferentes realidades del país?
Cuando hicimos el desarrollo de nuestra e-bike hicimos foco en las grandes ciudades y lo que nos sorprendió fue la demanda en las ciudades medianas y pequeñas por parte de la gente que, por ejemplo, se mueve de un pueblo a otro cercano. No esperábamos la respuesta que tuvimos en el interior. La bici con asistencia eléctrica y el monopatín eléctrico estaban pensadas originalmente para los que salen a buscar las primeras tendencias, y mi sorpresa, junto con la del equipo, fue el alto interés y demanda del interior y las ciudades medianas. Nos pasó por ejemplo en Córdoba, donde hay poblados a 20/30 kilómetros o menos uno de otro, en algunos casos serranos, con personas que hacen su actividad laboral o reparten algo y que optaron por una bicicleta eléctrica.

¿Y que prevén para la etapa post pandemia?
En la lógica de elegir un medio de transporte que nos permita mantener el distanciamiento social, estos productos están de la mano. A medida que se incremente la capacidad de circulación en las calles va a ir aumentando también el problema de cómo nos transportamos. Es súper natural que estos dispositivos comiencen a tomar un vuelo distinto, cada día mayor. Ya hemos visto que en los países que están un paso adelante en la post pandemia la bicicleta explotó. Y dentro de algunos meses en Argentina esto va a ser un desafío.

¿Se están preparando para ese desafío?
Totalmente. Tenemos una plataforma que requiere una inversión bastante interesante. La variación fue hacer crecer el equipo y por otro lado, buscar acelerar y mejorar el proceso para llegar lo más rápido posible con productos a la gente. En pocos días, la ciudad de Milán ha dedicado 37 kilómetros de calles para peatones, incluyendo una normativa para que no se metan motos en esos sectores. En este sentido, necesitamos entonces más ojos, entender qué productos están ahí y cómo podemos desarrollarlos para nuestra gente. Otro punto a tener en cuenta es el de mejorar y acelerar los procesos de lanzamiento, porque no solo la etapa de diseño y desarrollo es larga sino que después hay que certificar el producto, un proceso lento y que no depende de nosotros. Por eso hay que mejorar y acelerar las medidas de importación, certificación y después de control y verificación. Buscamos que nuestros productos sean seguros para las personas. Todo esto nos obligó a crecer, y en esta época de disminución de demanda en general, en nuestro caso es todo lo contrario y tenemos que estar mucho más enfocados que antes.

¿Este año tienen puntualmente algún lanzamiento más?
No te lo puedo asegurar… Estamos en algo pero no te lo puedo adelantar. Van a ser los primeros en saberlo. Para mí es súper importante invertir para que haya cada día mejores productos y para eso tenemos que estar de la mano con los que comunican.


Por Isabel García

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Bicis

Cómo elegir nuestra próxima bicicleta urbana

Publicado

el

Por

Las preguntas que hay que hacerse antes de trasponer la puerta de la bicicletería. Los principales componentes y el equipamiento de la bicicleta urbana. Las categorías más frecuentes. Algunos modelos que se ofrecen en el mercado. (más…)

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Reglas de etiqueta que tendríamos que sumar los que andamos en bicicleta

Publicado

el


Foto: Steven Lasry / Unsplash 

La cantidad de personas pedaleando por la calle está creciendo y mientras eso ocurre se va consolidando un código tácito de buenas costumbres. Algunas acciones fueron naturalmente importadas del ciclismo deportivo (de los pelotones de ruta, por ejemplo) y otras fueron apareciendo por la necesidad propia de lograr una buena convivencia.
Aunque todavía hay mucho que discutir sobre ciclismo urbano, hoy tenemos una certeza: la bicicleta dejó de ser vista solamente como un vehículo recreativo y ganó su lugar como parte del tránsito.
Por ello se nos ocurrió armar un listado sobre la convivencia, en el que pudiéramos enfocarnos sobre las buenas prácticas de quienes andamos en bici y que prestigian a la bicicleta como medio de transporte. Al leerlas, seguramente a ustedes se les ocurrirán otras que podríamos sumar acá. En tal caso, por favor no dejen de hacernos llegar sus sugerencias a redacción@biciclub.com.

La camaradería
Antes de que hubiera tantas bicis en la calle, a mucha gente le llamaba la atención el sentimiento de unidad existente entre los motociclistas. Hasta entonces era algo bastante único, por ser opuesto a lo que ocurre en general con los autos, donde es común encontrar pugnas por ver quien “mete la trompa” para pasar primero, discutir por un lugar de estacionamiento, escuchar bocinazos injustificados y otras situaciones que ya seguramente conocen.
Hoy ese patrimonio ya no es exclusivo de las motos, porque eso mismo se da con las bicis. Afortunadamente, en este caso tampoco se replicó aquel esquema de lucha constante y en cambio se imitó lo que pasa con los motociclistas. Con esto no quiero decir que todos somos o debamos ser amigos íntimos, sino que afortunadamente parecería ser que sabemos ver al otro como un par en vez de un rival. Tal vez lo que genera esto es el hecho de no estar encapsulados en un habitáculo, lo que produce automáticamente cercanía con los demás.
Cuando nos cruzamos con alguien que pinchó una rueda o tuvo algún otro inconveniente con su bici, es muy valorado que nos detengamos a ayudar. Aunque solamente sea para preguntar si podemos colaborar en algo, este gesto apuntala esa camaradería entre ciclistas. Es muy bueno que aprendamos algunas cuestiones básicas que no solo nos van a sacar de apuros a nosotros mismos, sino que también ayudarán a los demás. Por ejemplo, en cuanto a mecánica, es útil saber cómo arreglar un pinchazo y llevar siempre con nosotros herramientas, parches y/o una cámara de repuesto. Otras cuestiones como tener nociones de primeros auxilios y conocer los números telefónicos de emergencias, son actitudes de servicio de alguien que sale a pedalear de manera comprometida con los otros.


Foto: Nick Jones / Unsplash

El respeto por el peatón
Algo que caracteriza al buen ciclista urbano es su conciencia de la escala de prioridades. Es alentador ver que cada vez más personas en bici frenan ante el cruce de peatones, aunque tengan que sacrificar la tan preciada inercia que traen. Los ciclistas están siendo pioneros en el camino de regreso al orden natural de las prioridades y es una bandera que debemos sostener para contagiar al resto de los actores del tránsito.
Es cierto que, al menos por ahora, es una acción difícil de realizar, ya que al frenar corremos el riesgo de que algún auto nos lleve puestos por detrás. Pero realizando esta maniobra con seguridad, estamos respetando el derecho de la otra persona, al tiempo que le hacemos sentir que nos importa su seguridad.
Dentro de este mismo punto, también es importante no detenerse sobre los pasos de cebra. Las bicis ocupan poco lugar pero son lo suficientemente grandes como para entorpecer el cruce de peatones.

El pelotón urbano
Hace pocos años era inimaginable llegar a una esquina con semáforo y que se juntaran cinco, seis o más personas en bici. Hoy en Buenos Aires es algo habitual, especialmente en horarios en que mucha gente va y viene del trabajo. Especialmente en las ciclovías se pueden ver pasar pequeños pelotones urbanos en los que reina la diversidad: bicis de paseo, fixies, plegables y demás van marchando juntas, casi “a rueda”, como en el ciclismo deportivo.
No resulta raro entonces que –salvando las distancias, claro- haya algunas cuestiones que parecieran importadas de la ruta. Por ejemplo la comunicación: en la calle también es una buena costumbre avisar lo que vamos a hacer. Si nos vamos a detener, girar o si estamos por sobrepasar a otro, siempre es bienvenida una señal con las manos o con la voz. Puede evitarnos toques, caídas y golpes con otros ciclistas. Advertir a los que vienen detrás sobre cualquier pozo o vidrios rotos que veamos en la calzada es importante y una cuestión de etiqueta en bici.

Respetar para ser respetado
Es sabido que los semáforos fueron creados históricamente a causa de la masificación del automóvil. Quizás por eso cuesta tanto asimilar la idea de que yendo en bicicleta también deben ser respetados. Hoy en el mundo hay varios proyectos que buscan eximir –con interesantes fundamentos- a los ciclistas de acatar sus luces, y de hecho en varias ciudades del mundo ya lo han instituido así, pero por el momento la ley vigente en nuestro país indica que las bicis son consideradas vehículos y por tanto les toca también frenar ante el color rojo.
Lo justo para todos entonces es que respetemos los semáforos. Seguramente hay muchas razones por las que la legislación en este sentido debe revisarse, pero hasta tanto no suceda, las reglas de juego debieran ser para todos por igual. Además, una gran forma de lograr que las bicis sigan siendo consideradas por los demás como parte del tránsito, es que los ciclistas actúen como tal.
Algo parecido ocurre al circular en lugares donde por lógica es riesgoso para otras personas. Veredas, andenes de tren o calles peatonales sin habilitación para bicis, son lugares en los que es mejor bajarse y caminar. Cumplir nuestras obligaciones nos da crédito para exigir nuestros derechos.
Estas son solamente algunas de las tantas cuestiones de etiqueta que como buenos ciclistas urbanos debemos afianzar y reforzar. La bicicleta le está devolviendo la escala humana a las ciudades a través de una nueva forma de relacionarse y comportarse en el tránsito. El momento de construir bien los cimientos de este cambio es hoy. No desaprovechemos esta gran oportunidad de arrancar con el pie derecho.

 

Por Martín Lehmann


Foto: Max Bender / Unsplash

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Seguros Rivadavia: Bici Pro, la cobertura especial para ciclistas que compiten

Publicado

el

Seguros Rivadavia desarrolló un seguro que otorga la máxima seguridad a los que andamos en bicicleta: protege al asegurado y a su bicicleta ante fenómenos tales como el robo, los accidentes personales y la responsabilidad civil, pudiendo incluir el robo de efectos personales, equipos electrónicos o daños.
Seguros Rivadavia ofrece tres alternativas, de acuerdo a las características de la bicicleta y el uso dado a la misma: Bici Total, Bici Max y Bici Pro. En esta nota te contamos sobre el plan Bici Pro, un producto especialmente diseñado para ciclistas que participan en competencias amateurs, con mayor flexibilidad en las sumas asegurables y coberturas a medida.

Coberturas

-Robo Total.
-Robo de Efectos Personales.
-Robo de Equipos Electrónicos Portátiles.
-Daños a la Bicicleta.
-Muerte Accidental.
-Invalidez Total y Parcial Permanente por Accidente.
-Gastos de Asistencia Médico-Farmacéutica por Accidente.
-Cobertura de Responsabilidad Civil del Ciclista.

Coberturas adicionales para todos los planes

Con el fin de brindar un servicio de excelencia, para este seguro se ofrecen, sin cargo, los siguientes servicios ante una urgencia:
-Traslado por avería de la bicicleta.
-Asistencia por rotura de neumático.
-Reintegro de medicamentos como consecuencia de intento de robo.
-Envío de taxi o remís para traslado a domicilio a causa de robo.
-Envío de ambulancia hasta el centro médico más cercano en caso de accidente.
-Cambio de cerraduras por robo.
-Envío de taxi o remís hasta la dependencia policial más cercana en caso de robo.
-Reembolso de gastos de DNI por robo.
-Asesoramiento legal ante el robo o accidente sufrido.
-Conexión con centros de reparación de bicicletas.

 

Visitá el cotizador online de Seguros Rivadavia en http://www.segurosrivadavia.com/personas/bicicletas/cotizacion.php

Para más información: www.segurosrivadavia.com | 0810-999-3200 | info@segurosrivadavia.com
O bien contactarse con cualquiera de los Productores Asesores de Seguros Rivadavia en todo el país.

Continua leyendo

Ciclismo urbano

Crecieron un 131% los viajes en Bicicleta en la ciudad de Buenos Aires entre 2013 y 2020

Publicado

el

Por

Uno de los Compromisos de Ciudad 2021-2023 asumidos por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (GCBA) en materia de transformación urbana, es alcanzar los 300 kilómetros de ciclovías y un millón de viajes diarios en bici. Datos relevados por la Secretaría de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad indican que los viajes en bicicleta tuvieron un alza considerable el año pasado, al pasar de 320.000 viajes en 2019 a 405.000 en 2020.
Al respecto, el Secretario de Transporte y Obras Públicas de la Ciudad, Juan José Méndez, aseguró que «la bicicleta viene ganando espacio en forma ininterrumpida desde hace más de diez años. En 2020, la llegada de la pandemia aceleró este proceso y la bici se convirtió en un lugar seguro que nos permitió movernos con distanciamiento y redescubrir nuestra ciudad”.
Según informa el gobierno de la Ciudad, “esta política es posible gracias a tres iniciativas: la creación de Ecobici, el primer sistema público de bicicletas del país; la construcción, hasta hoy, de 267 kilómetros de red de ciclovías y de bicisendas protegidas en toda la Ciudad, así como al trabajo articulado con vecinos y vecinas, organizaciones de la sociedad civil y empresas, con el que buscamos incentivar el uso de la bicicleta como medio de transporte”.
Lo concreto es que entre 2013 y 2020 se ha logrado un aumento del 131% en el número de viajes anuales en bicicleta, pasando de 52 millones en 2013 a más de 121 millones de viajes en 2020.
Entre 2016 y 2019 la Ciudad asumió el Compromiso de llegar a 250 kilómetros de ciclovías, cosa que ha cumplido, y en esta gestión se han comprometido a alcanzar los 300 kilómetros, cifra ya muy cercana a los 270 kilómetros de carriles-bici actuales.

Continua leyendo

Más Leídas