Conectá con nosotros

Personajes

Max Herbín (9), tataranieto, nieto, hijo y sobrino de grandes ciclistas nacionales, los Donadío

Publicado

el

Su bisabuelo ciclista fue quien le inculcó el amor por la bici a su nieto, Eduardo Donadío (85) y este a sus tres hijos: Facundo, Daniela y Sebastián. Y de Daniela nació nuestro héroe, Máximo “Max” Herbín, quien ya se trepa a su BMX para aventurarse en las pistas de bicicross donde transitan los mejores de la especialidad, como Exequiel Torres y Ramiro Marino.
“Es muy deportista —nos cuenta Daniela—. Como el papá, que también hace muchos deportes y le enseña todos: surf, esquí, golf. A mí me tocó la bici y sin ninguna obligación lo llevo a hacer BMX, un deporte que me encanta porque les hace tener conocimiento y control de su cuerpo… Max es muy sociable y cariñoso, le encanta estar con amigos, eso es lo que más disfruta. Y a mí, cuando lo veo vestido de BMX me mata de amor, aunque no quiero que sienta ningún tipo de presión de mi parte. Siempre le digo que el BMX le tiene que gustar a él: cuando no quieras ir más, no te llevo y punto… Que un niño haga deporte para mi es exclusiva responsabilidad de los padres. Quizás sería más cómodo dejarle el iPad todo el día, pero puse como regla que el iPad lo usan de noche o los días de lluvia. Y si uno quiere eso para ellos, lo que hay que hacer es ocuparse de promoverlos a hacer deporte u otras actividades.”
Pero suficiente de mamá Daniela, ya todos sabemos lo que late en su corazón. Veamos qué nos dice Max.

¿Qué es lo que más te gusta hacer en la bici?
Me gusta el BMX porque saltan, hacen manual y porque es muy divertido.

¿Por qué te gusta andar en bici?
Porque es extremo, me gusta saltar.

¿Sabés arreglar tu bici?
No, me la arregla mi mamá.

¿Quién te enseña BMX y dónde lo practicás?
Me enseña Ramiro Marino, campeón mundial de BMX, en Vicente López.


Max con Ramiro Marino y Eze Torres

¿Qué es lo que más te gusta del colegio? 
Lo que más me gusta es el recreo y jugar con mis amigos.

¿Y lo que menos te gusta?
Levantarme a las 6 de la mañana…

¿Tenés compañeros que andan en bici como vos?
No, pero tengo un amigo que hace motocross.

¿Te gustaría que los chicos puedan ir y volver en bici al colegio?
Está buenísimo y ya lo hago.

¿Salís a pedalear alguna veces con tus papás, tus tíos y tus abuelos?
Sí, fui dos veces al Ecoxtreme y me gustaría ir más.

¿Qué comida te gusta más?
Las milanesas con papa fritas y salsa golf.

¿Qué postre te gusta más?
Las crepas con nutella.

Continua leyendo
Publicidad
Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Personajes

El creador de la marca de equipamiento de cicloturismo Halawa, Juan Pablo Casaccione, nos habla de sus viajes y de su inspiradora historia

Publicado

el

Viajero incansable, diseñador y fabricante en Argentina de uno de los mejores —si no el mejor— equipaje de cicloturismo del mundo, Juan Pablo Casaccione (57) lleva toda una vida de viajes y trabajos con su marca, que lleva adelante en conjunto con su pareja Virna Lisi.
He aquí sus respuestas a nuestro ping pong.

¿Cuándo comenzaste a andar en bici?
A los 5 años, cuando me regalaron mi primera bicicleta, una plegable rodado 16 marca Miniroda, color naranja.

¿Cuándo y cómo empezaste a viajar?
Mi “primer viaje” lo hice a los 11 años en la Miniroda con dos amigos del colegio. Nos fuimos hasta la fábrica de Cacique. Me acuerdo que preparé en ese momento las cartucheras de plástico que iban bajo el asiento, con herramientas y parches. En ese entonces existía la Panamericana vieja, la colectora era de tierra. Fuimos desde Villa Pueyrredón hasta Munro y fue toda una odisea.

Tus viajes más destacados
Mi viaje más significativo fue en la primavera de 1996, de Socompa hasta Cafayate. Socompa está en el límite con Chile de la provincia de Salta, es plena puna y lo acompaña el ramal de carga del tren de las nubes. Fueron 15 días, tuvimos temperaturas extremas (-22ºC a la noche) y como nos demoramos unos días, Defensa Civil de Salta nos mandó a buscar desde Tolar Grande con una ambulancia, para que ubicara nuestros cadáveres… Cuando nos encontraron vivos no lo podían creer.

Tu primera bici (buena)
Una GT Talera, full cromo, con el primer Alivio Rapid Fire de Shimano de 21 velocidades, año 94.

Tu primer viaje.
Fue el nacimiento de Halawa. Con 12 amigos decidimos cruzar a Uruguay en ferry y no encontrábamos alforjas que nos convencieran en el mercado. En ese entonces yo ya estaba avanzado en la carrera de diseño industrial y decidí hacer el equipamiento para todos los que viajábamos. Cruzamos a Colonia e hicimos campamento base en el camping que estaba cerca de la Plaza de Toros y desde ahí recorrimos toda la zona.

Un momento de viaje en que peor te sentiste
En el viaje de Socompa a Cafayate. Por la altura sentía que no podía; lo peor era esa sensación de no poder. El camino medio arenoso, sendero, empujando la bici en trepada y cada 80 pasos parar a respirar y descansar. Esa noche me fui a dormir sin comer, solo tomé una sopa. Después me contó uno de los chicos que viajaba con nosotros, que es médico, que durmió toda la noche con la cabeza afuera de la carpa porque pensó que le iba a agarrar un aneurisma. Lo más loco es que al otro día me levanté como si nunca me hubiera pasado nada y podía pedalear como el mejor.

Un momento de viaje en que mejor te sentiste
Salimos de Salta hacía Cafayate, 204 kilómetros de ruta con las bicis super cargadas, pasamos por todos los puntos turísticos. Llegamos a la noche a un camping y se nos acerca una pareja mayor que viajaba en motorhome y nos dice: “Muchachos, no lo tomen a mal. Hicimos un cordero y no llegamos a comer ni la mitad…, ¿no lo quieren?” Todavía estaba en la parrilla, así que esa noche comimos ese medio cordero y los fideos. Después de una pedaleaba intensa una buena comida y cerveza es un premio muy grande.

Tu destino o recorrido preferido
En primer lugar Salta, más precisamente la zona de Cachi, y en segundo lugar Córdoba.

¿Hacer kilómetros o conocer?
Conocer, siempre conocer.

¿Subir o bajar?
Me gusta subir. Es divina la sensación de bajar pero disfrutar es trepar, es el desafío.

La bici que soñás
Una Rodeo Labs de gravel. El modelo se llama Trail Donkey.

La bici ideal para viajar
Depende qué caminos. En este momento, pensando en lo que quiero hacer, es una bici de gravel con las cubiertas bien anchas.

Bicicletas actuales (marca y modelo)
Una gravel Salsa Journey Man y una mountain bike Specialized Fuse.

Tu comida ideal de viaje
Fideos con aceite y queso.

¿Cuál es tu fetiche, lujo o mimo de viaje?
Un queso duro bien estacionado. Llevo un cuadradito chiquito y en lugar de rayador lo escamo. Ese es mi lujo de viaje.

¿Alforjas o bikepacking?
Todo depende. En este momento estoy muy minimalista. Creo que el ideal para mí ahora es combinar bikepacking con microalforjas.

¿Qué es lo que más disfrutás del proceso de crear un producto?
Siempre lo disfruto más en el papel porque todo es posible. Después te encontrás con la factibilidad de poder hacerlo o no.

Un consejo para alguien que no se anima a viajar
Hacerlo, sin dudar. ¡No tiene por qué ser algo épico! Si no te animás podés sumarte a algún grupo o tienda que organice salidas y así te sacás el miedo.

 

www.halawa.com.ar

Fotos: Ariel Sabatella

Continua leyendo

Mecánica

Santi Oliver, el mecánico que tu bicicleta se merece

Publicado

el

Mecánico de excepción y de vasta trayectoria, Santiago “Santi” Oliver (44) lleva adelante un taller/laboratorio en el porteño barrio de Colegiales, un mágico rincón que todo fan de la bici debiera conocer.
Soltero como filosofía de vida, amante de los gatos y las plantas, aparte de la mecánica de bicis, que aprendió en la práctica misma del oficio con grandes maestros, ha trabajado en casas de deportes, ha sido manager de un estudio de tattoo, professional body piercer y muchas cosas más. Pero desde hace muchos años se dedica en exclusiva a presidir y llevar adelante en soledad Born In Garage, el lugar donde hace magia con las bicicletas.
Empezó con la bici de niño, como un juego, y a los 8 años su viejo y un amigo le armaron una BMX. A los 9 y 10 años (1986/1987) lo llevaron a correr y a los 16 (1994) se inscribió por primera vez en una carrera de MTB en el circuito fundacional de la Phillips, un espacio que congregó a muchos que luego serían los grandes del mountain bike nacional y que allí, en la intersección de Avenida General Paz con la Panamericana, sobre un terreno con desniveles por obras inconclusas, darían sus primeros pasos en el naciente deporte. “Por edad –recuerda– me tocaba la categoría pro, pero no podía seguirles la rueda, lo hacía por pura diversión y en esa categoría se notaba mucho la diferencia física.”
Pero aunque las disfruta y disfruta el entorno, lo suyo no fueron nunca las carreras, al punto que en los últimos años se anota de vez en cuando en algunas solo para hacer el recorrido y gozar de la previa y post de viajar al interior del país.
Lo suyo fue siempre la mecánica.

“Todo el grupo de amigos de mi viejo –recuerda– son tipos de oficio relacionados con la mecánica, aunque ninguno de la bicicleta: mecánico de motos, tornero, soldador, mecánico de autos de época, aeronáutica, náutica y más. Me crié con mecánicos absolutos y en la mecánica de bicicletas me formé en la vieja escuela y bien de abajo. En la puerta de la bicicletería, los fines de semana y feriados, o sea los días que no iba a la escuela, me los pasaba cambiando gomines e inflando ruedas. De ahí hasta tener mi propio espacio de trabajo pasé por todas las etapas. Han sido más de 30 años comprendiendo el funcionamiento de la bicicleta.”

Restaurador de finísima mano, obsesivo mecánico, dueño de las mejores herramientas posibles para su oficio, trabaja en un entorno que más parece un laboratorio que un taller, un espacio en el que ya al traspasar la puerta uno sabe que va a dejar su bici en las mejores manos.
Pero vayamos al grano. Lo sometimos a nuestro ping pong de preguntas y respuestas y lo que sigue es el resultado.

¿Andás en bici o solo las arreglás?
Ando. Mi amor por la bici empezó pedaleando.

¿Te movés en bici para movilizarte en tu vida diaria?
Durante muchisímos años sí. Hoy vivo a pocas cuadras de donde trabajo, así que me subo a la bici solo por diversión.

Tu primera bici
Una Caloi rodado 16.

Tus bicicletas actual/es. ¿Por qué las elegiste?
Voy a nombrar solo tres, jaja…
-Una Wilier Triestina GTR Team carbono con equipo full Shimano Ultegra como bici de ruta.
-Una Pivot de carbono con tecnología Sram Eagle 1×12, horquilla Rockshox y mazas Chris King como principales componentes. Esta MTB es la más actual y más tecnológica que manejo.
-Una chopper Dyno Glide completamente modificada, para uso urbano.

¿Cómo definirías tu estilo como mecánico?
Me considero un profesional y algo que me caracteriza es que a lo largo de mi trayectoria he logrado poder decir que no hay tipo o estilo de bici que no pueda atender.

¿Qué es lo que menos te gusta hacer de tu trabajo como mecánico?
Lo relacionado con lo comercial.

¿Por qué?
Me aburre el tener que vender o sentarme en la PC, hacer números. Lo que es mecánica, como me apasiona, me gusta todo.

¿Qué es lo que más te gusta hacer de tu trabajo como mecánico?
Terminar la bici, probarla, entregársela al dueño y darle la devolución de todo lo que fui notando en el proceso del servicio.

¿Por qué?
Porque es la frutilla del postre. Ver al cliente feliz.

La peor situación que viviste como mecánico
Mil veces quise llorar por no poder lograr hacer que algo quedase bien, pero como para mí el hecho de trabajar es un aprendizaje constante, nunca mezquiné el tiempo necesario para poder lograrlo.

La mejor situación que viviste como mecánico
Haber logrado ser un referente y considerado entre los mejores.

¿Qué te atrae más: la tecnología clásica o la moderna?
Depende para qué. La vieja escuela es una base fundamental para la mecánica actual.

¿Qué te produce la constante innovación tecnológica de la bicicleta?
Gastos, jajaja.

¿Cómo te las arreglás para estar al día?
Como puedo. Esto, aparte de ser mi trabajo, es un hobby, un vicio, así que considero que debo usar tecnología de punta para estar a un nivel real de las bicis que llegan al taller. Soy mi propia escuela, siempre reparé el mismo nivel de bicis que tengo. Lo mismo en el caso de la inversión en material de trabajo, grasas, aceites y herramientas específicas. Si no invertís en eso, no avanzás.

¿Shimano o Sram?
Como mecánico debo recomendar lo mejor para el usuario, pero eso es particular para cada uno. Como usuario tengo bicis con Sram, con Campagnolo, con Shimano y con Sturmey Archer. Debo decir que en cierto nivel me gustan todas, jajaja.

¿Fox o RockShox?
Desde que no tuve más mi Cannondale con Headshok siempre tuve Rockshox. Si es casualidad no lo sé. Y técnicamente me parecen buenas las dos, ya que en los servicios que hago el mayor responsable de algún daño es el usuario, al no cumplir con los tiempos de servicio que las marcas indican en el manual.

Tu herramienta favorita.
Mi mente.

Un consejo de mecánico para los que empiezan.
Que la ética profesional, el compromiso comercial y el cumplimiento de la palabra no se consiguen fácilmente y es lo que hace la diferencia, ya que la mecánica en sí tiene un límite, es hacer las cosas bien y listo, pero para llegar a ese límite son fundamentales aquellos principios.

Tu parte favorita de la bici.
Me gusta la bici toda.

 

@borningarage

Continua leyendo

Personajes

El argentino Nicolás Muszkat se baja del poderoso tren latinoamericano de Shimano y asume un nuevo ejecutivo en su reemplazo

Publicado

el

Luego de 12 años de gestión al frente de la filial latinoamericana de la japonesa Shimano, tanto en la división bicicletas como en la de pesca, el ejecutivo argentino Nicolás Muszkat anunció su salida de la empresa. Durante esta docena de años Muszkat llegó a ser director regional de ventas y marketing de Shimano en América Latina.

Muszkat comenzó a trabajar en el año 2009 para la empresa japonesa y fue protagonista del desarrollo de la actual red de distribución de Shimano en América Latina, designando distribuidores en cada país e implementando estructuras de distribución propias en algunos países como Brasil, México y Argentina, además de desarrollar una serie de herramientas vinculadas a la cultura de la bicicleta, entre ellas el Shimano Fest, evento que actualmente va por su décima edición, la promoción del ciclismo femenino a través del equipo Ladies Power y a través de otras iniciativas que Shimano desarrolló en la región.

A todo lo anterior se suma el desarrollo de las OEMs (armadores locales con componentes Shimano), a través de la presentación de los productos con antelación y el asesoramiento integral para que los fabricantes pudieran tener productos de calidad y desarrollar nuevos nichos de mercado.

La operación de Shimano directa en América Latina fue la primera de las de las grandes empresas mundiales del rubro de la bicicleta. En la actualidad Shimano ocupa en Latinoamérica a unas 50 personas en forma directa, otras 200 a través de joint ventures y más de 500 considerando a todos sus distribuidores de Latinoamérica.   

También fue importante durante su gestión el trabajo en el sector de retail (minorista), básicamente con la introducción de los Shimano Service Centers y de la profesionalización de los mecánicos, una parte clave en la cadena de distribución, con numerosas e intensivas capacitaciones.

Muszkat es el ejecutivo latinoamericano que más alto ha llegado en la industria de la bicicleta a nivel mundial, y es particularmente destacable que lo haya logrado en una empresa multinacional como Shimano, que este año está cumpliendo un centenar de años y que sin duda es la que lidera el negocio mundial del rubro.

En lo que hace a esta noticia, Fabio Takayanagi, presidente de Shimano Latin America, ha comunicado del cambio en la estructura organizativa de la empresa, con la creación de un nuevo cargo de Director General, que será ocupado por Jaime de la Rica, “un ejecutivo de mucho tiempo dentro de nuestro grupo, habiendo desarrollado sus principales actividades en los últimos años en Shimano Europe. Su venida a nuestro continente sumará gran parte de su experiencia, siempre con el objetivo de lograr el mejor nivel de servicios y soporte para nuestros clientes, ensambladores y distribuidores.” El comunicado concluye confirmando lo que informamos más arriba: “En este momento también queremos avisarles que el director Comercial de las oficinas en Argentina y Brasil, Sr. Nicolás Muszkat, dejará la empresa en las próximas semanas. Nuestro más sincero agradecimiento por el trabajo realizado por Nicolás en todos estos años.”

Continua leyendo

Cicloturismo

Se llaman La Vida de Viaje y han logrado vivir para viajar y viajar para vivir

Publicado

el

En pareja desde hace 10 años, nacieron en la ciudad de Buenos Aires en 1987 con poco más de un mes de diferencia: Jime Sánchez el 7 de octubre y Andrés Calla el 25 de noviembre. Ambos estudiaron Comunicación Social y Publicidad, fruto de lo cual hoy se desempeñan como creadores de contenidos, ella como escritora y él como fotógrafo. Tienen el auspicio de Venzo Argentina y Spot Latinoamérica.
Desde muy chicos se treparon a la bici y ya en pareja, en el año 2013, comenzaron a viajar con un primer objetivo grande: unir la Argentina de punta a punta, desde Ushuaia hasta La Quiaca, cosa que concretaron, aunque no les bastó.

Fue así que en el 2015 recorrieron el Centro y Litoral de Argentina (2015), en 2017 hicieron la Carretera Austral chilena, en 2018 un bikerafting por el río Santa Cruz y un bikepacking por el sur de Mendoza y el norte neuquino, en 2019 la Isla de Tierra del Fuego, y ya en pandemia un bikepacking por el Parque Nacional Lanín y otro por Salta. Hoy tienen como objetivo publicar el libro de estos 10 años de viajes y seguir recorriendo las rutas escénicas de Argentina y sus Parques Nacionales.
Muchos de sus viajes los contaron en Biciclub, pero en esta ocasión les ofrecimos responder a un ping pong de preguntas y respuestas. He aquí el resultado.

¿Cuál es el origen de su proyecto?
Nuestro proyecto se llama La Vida de Viaje y nació cuando Andrés se preguntó, con cámara en mano y haciendo dedo en una banquina en Bolivia, después de su primer viaje como mochilero, qué podría hacer para vivir la vida de viaje.

¿Por qué viajan? ¿Qué están buscando?
Viajamos porque nos sentimos cómodos en la incertidumbre, porque estar en la naturaleza es volver al mundo real, porque viajando nos volvemos más conscientes. Viajamos para conocernos y para demostrarnos que otra vida es posible.

¿Preferían viajar solos o acompañados? ¿Por qué?
Desde que empezamos a viajar lo hacemos de a dos. Y si bien tenemos pendiente vivir la experiencia de hacer alguna travesía en soledad, nos gusta acompañarnos, conversar sobre lo que vamos sintiendo mientras avanzamos y seguir sumando figuritas en nuestro álbum de vida compartido.

¿Qué sentimientos afloran en el camino?
Mucha paz, satisfacción, alegría.

Su primera bici.
Tuvimos cada uno una bici con rueditas con las que solíamos pedalear por el barrio. Creemos que las mismas sensaciones que sentíamos de chicos aún hoy siguen latentes cuando pedaleamos en la naturaleza.

Su primer viaje.
Del 7 de enero al 7 de octubre de 2013 desde Ushuaia hasta La Quiaca, siguiendo la Ruta 40.

Su primera bici de viaje y primer equipamiento de viaje.
Dos Venzo Ahead rodado 26 de 24 velocidades y dos juegos de alforjas Ortlieb usadas que nos acompañaron los primeros cuatro años hasta que nos convertirnos en sus embajadores y pudimos renovar todo el equipo.

¿Hasta dónde llegan con la mecánica?
Hasta lo básico e indispensable para poder ir resolviendo los problemas más típicos que se pueden presentar en un viaje. Es decir, todo lo que se pueda resolver con una multiherramienta, sacacubiertas y parches.

¿Cómo financian sus viajes?
Trabajando con marcas, vendiendo servicios de escritura y fotografía, dictando talleres de escritura online.

Un momento de viaje en que peor se sintieron.
En el sur de Santa Cruz, en plena tormenta de viento de más de 80 km/h. Nos sentimos completamente superados por la situación y sin poder hacer nada más que refugiarnos en un pequeño puesto de estancia y esperar.

Un momento de viaje en que mejor se sintieron.
Cuando llegamos a la tan ansiada La Quiaca, después de más de 6 mil y pico de kilómetros. Ahí nos dimos cuenta que podíamos hacer cualquier cosa que nos propusiésemos.

Su destino o recorrido preferido.
Sin duda la Carretera Austral, porque en 1247 kilómetros hay una intensidad de paisajes y de mixtura de naturaleza increíble: bosque siempre verde, glaciares colgantes, estepa, montañas, ríos, lagos. Y puede que también sea el próximo recorrido que hagamos, porque por algo lo estamos pensando y planificando.

¿Hacer kilómetros o conocer?
Conocer, conocer y conocer. Hace rato que dejamos de hacer kilómetros para contarlos. Ahora pedaleamos para mantenernos en movimiento y, sobre todo, mantener viva la curiosidad.

Bicicletas actuales (marca y modelo).
Dos Venzo Zeth y dos Venzo Traveler.

Equipamiento actual para viajes.
Con el tiempo nos volvimos más minimalistas, por eso desde hace tres años viajamos a modo bikepacking, tratando de llevar lo justo y necesario en nuestras travesías.

Nuestra meta como viajeros es llegar a…
No queremos llegar a ningún lugar en particular. Lo que buscamos es ser lo más simples y libres posibles, y eso no depende de ninguna geografía sino de una sensación que se siente en cualquier lugar cerca de la naturaleza.

lavidadeviaje.com | @lavidadeviaje

Continua leyendo

Más Leídas