Ocultar Barra

Milán anuncia un ambicioso plan para reducir el uso del automóvil luego de la cuarentena

Fecha: 22.04.2020

La ciudad italiana de Milán, una de las más golpeadas por la epidemia de coronavirus, está a punto de poner en práctica uno de los más ambiciosos planes europeos de salida de la cuarentena, reasignando desde cero el espacio en sus calles entre los principales protagonistas: peatones, ciclistas y automovilistas.
Los funcionarios de Milán han advertido que durante la cuarentena la circulación del tránsito automotor ha disminuido hasta un 75%, y la contaminación del aire con ella. Los funcionarios de la ciudad esperan evitar un resurgimiento en el uso del automóvil a medida que los residentes regresen a sus actividades habituales, presuponiendo que mucha gente, para evitar los riesgos de contagio en el transporte público podría llegar a utilizar sus automotores más que antes de la pandemia.
Para soslayar eso, la ciudad ya ha anunciado que 35 kilómetros de calles se transformarán durante el verano europeo, con una expansión en toda la ciudad de espacios para andar en bicicleta y caminar.
El plan, bautizado como Strade Aperte (Calles Abiertas) y anunciado el martes pasado, incluye carriles bici temporales de bajo costo, pavimentos nuevos y ensanchados, límites de velocidad de 30 km/h y calles prioritarias para peatones y ciclistas.
Marco Granelli, miembro de la legislatura de Milán, dijo: “Trabajamos durante años para reducir el uso del automóvil. Si todos conducen un automóvil, no hay espacio para las personas, no hay espacio para moverse, no hay espacio para actividades comerciales fuera de las tiendas. Por supuesto, queremos reabrir la economía, pero creemos que deberíamos hacerlo de una forma diferente a la anterior. Creemos que tenemos que reimaginar a Milán en la nueva situación. Tenemos que prepararnos. Por eso es tan importante defender incluso una parte de la economía, apoyar bares, artesanos y restaurantes. Cuando esto termine, las ciudades que todavía tengan este tipo de economía tendrán una ventaja, y Milán quiere estar en esa categoría.»
Milán es una ciudad 1.4 millones de habitantes, el 55% de los cuales usa el transporte público para ir a trabajar. El viaje promedio es de menos de 4 km, lo que hace posible que muchos residentes pasen a modos activos de transporte.
Los trabajos comenzarían en un tramo de 8 km de Corso Buenos Aires, una de las calles comerciales más importantes de la ciudad, a principios de mayo, con un nuevo carril bici y pavimentos ampliados. El resto del trabajo se completará a fines del verano, dicen las autoridades.
Algunos especialistas en transporte urbano de grandes ciudades están observando la experiencia de Milán, que está un mes por delante de otras ciudades del mundo en la trayectoria de la pandemia y que podría proporcionar una hoja de ruta para otros.


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ciclismo urbano, Noticias

Tags: , , , ,

Dejá tu comentario

    No Banner to display

    LEELA GRATIS ACÁ

    Nº 307 - Julio 2020


    > Cómo elegir nuestra próxima bicicleta urbana.
    > Algunas medidas críticas de la bicicleta.
    > Mariano Lorefice: un viaje indoor de 10.000 km.
    [+]

    canaglia

    philco

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable