Ocultar Barra

Ciclovías por avenidas: ¿sí o no?

Fecha: 10.01.2020

Contra el principio que sostuvo hasta hoy la ciudad de Buenos Aires de no instalar ciclovías de mano única en avenidas, Pablo Lebedinsky, que habitualmente rueda por las avenidas porteñas, nos explica por qué los funcionarios deberían incluir esta posibilidad en su planificación.

Por Pablo Lebedinsky*

El ciclismo urbano ha crecido enormemente en la ciudad de Buenos Aires y su infraestructura debe reformularse apropiadamente para ofrecer un nivel de comodidad y de seguridad que aliente a que más personas se sumen.
Todos los que andamos en bici sabemos que este vehículo nos brinda la libertad, la comodidad y la eficiencia que ningún otro vehículo puede ofrecernos, pero ¿por dónde nos gusta circular cuando queremos unir A con B?
Es habitual que muchos que pedalean diariamente la ciudad afirmen que es mejor hacerlo por avenidas, porque estas tienen un flujo de circulación mucho más ágil y eficiente que las calles angostas, y lo cierto es que algo de razón tienen, ya que una avenida es ancha, tiene varios carriles, semáforos en todos los cruces (o en casi todos), se puede ir algo más rápido y fundamentalmente los trayectos son más directos.
La ciudad de Buenos Aires tiene una enorme cantidad de anchas avenidas que recorren la ciudad en todas direcciones y que en muchos casos están desaprovechadas, dándole un exceso de espacio a los vehículos motorizados, especialmente a los automóviles particulares. En ese sentido se plantea la posibilidad de implementar la construcción de ciclovías protegidas unidireccionales por esas avenidas o por lo menos por algunas de las más conectivas que tiene la ciudad, como Corrientes, Rivadavia, Córdoba o Independencia, entre muchas otras.
Esta necesidad se desprende del hecho consumado de los muchos ciclistas que actualmente circulan por avenidas de Buenos Aires y otras ciudades de Argentina y el mundo, simplemente porque lo consideran más ágil, cómodo, seguro y eficiente. Y esto no es un dato menor, ya que la experiencia del usuario debe ser escuchada por quienes tienen la responsabilidad de administrar los recursos destinados a la movilidad urbana. Esa experiencia es una importante herramienta de planificación, herramienta que hoy es desconsiderada por los funcionarios.
Les voy a hablar un poco de mi experiencia. Yo uso la bicicleta para moverme cotidianamente por la ciudad de Buenos Aires y para hacerlo de forma ágil y eficiente encuentro en las avenidas el terreno más propicio, aunque muchas veces se torna algo riesgoso debido a las altas velocidades que los automovilistas desarrollan allí, lo que puede dificultar una circulación segura.
Otro motivo por el cual circulo por avenidas, principalmente de noche, es porque están más iluminadas y hay más gente circulando, lo que, a diferencia de rodar por una calle angosta y oscura, me aporta la sensación de ir más seguro y de alejarme de la delincuencia y el acoso automovilístico que se suele dar especialmente en calles más apartadas y menos transitadas.
Las avenidas suelen tener una vasta actividad comercial, que las calles angostas por las que actualmente pasan las ciclovías porteñas no tienen y en ese sentido el hecho de construir una ciclovía aporta un claro incentivo para incrementar el tránsito de potenciales clientes, en lugar de tener autos vacíos estacionados, y así incentivar el consumo, ese que solo se da cuando pasás por la vidriera de un comercio y parás de inmediato a preguntar un precio y hasta a comprar.
De eso se trata: la bicicleta y la infraestructura que promueva su uso son beneficiosas para todos, porque no contamina, no ocupa espacio, no hace ruido, es eficiente, te da libertad, es saludable, es económica, mejora la actividad comercial y fortalece la convivencia vial.
Creo que se puede circular por las avenidas siempre que construyamos infraestructura que nos permita hacerlo con seguridad y comodidad, priorizando el tránsito de los más vulnerables y considerando a la bicicleta como un medio de transporte y no solo como un vehículo de recreación. La ciudad de Buenos Aires está preparada para esto.


*@pablolebedinsky | pablo.lebedinsky@gmail.com


Si te gustó, compartilo con:

Hablamos sobre: Ciclismo urbano

Tags: , ,

Dejá tu comentario

    iCONSEGUILA EN LOS KIOSCOS!

    Nº 301 - Enero 2020


    > Las calles deben volver a ser habitadas
    > La otra Cuba en bicicleta.
    > Cómo y cuánto hidratarse.
    > ¿Se viene la caja de cambios Shimano?
    [+]

    canaglia

    philco

    bici Up

    silva

    ubice

    adsgoogle

    mov responsable