Conectá con nosotros

Deporte y Entrenamiento

Los peligros de entrenar con calor y cómo evitarlos

Publicado

el

El 80% de los ciclistas entrena a la siesta. Da igual si es primavera, invierno, verano u otoño. No sé bien la causa, pero puedo asegurarles que es así. De hecho yo lo hice durante muchos años en mi juventud. La siesta era para pedalear. Pero por suerte esta no sana costumbre pareciera ir cambiando paulatinamente a medida que los ciclistas se acercan a las ciencias del movimiento. Estoy convencida de que somos nosotros, los entrenadores, los primeros eslabones de esta cadena para intentar cambiar esta conducta. Y el mejor modo es informar a los deportistas acerca de las desventajas de entrenar en condiciones de calor extremo. Algunos se resisten a entenderlo y la primera respuesta que suelen darme es: Profe, las carreras no se suspenden por calor… Ya lo sé, contesto, pero una cosa es someter al organismo a una posible deshidratación una vez cada tanto que hacerlo sistemáticamente todos los días o día de por medio. Porque por más que tomemos todos los recaudos para mantener nuestras células hidratadas, el efecto residual y la fatiga post entrenamiento en calor es mucho más marcada en días sofocantes que en aquellos de temperaturas más amigables. No nos olvidemos que el organismo tiene dos mecanismos de defensa fundamentales para regular la temperatura:
Mantener el calor en invierno.
Eliminarlo en verano.
Para ambos la clave está, entre otras, en la redistribución del riego sanguíneo.

Fisiología y sensaciones
En términos generales, cuando entrenamos con altas temperaturas nuestra actividad fisiológica sufre algunos efectos, entre los cuales destacamos los siguientes tres:
Aumento de la frecuencia cardíaca provocada por el aumento de la temperatura de la piel.
Mayor sudoración. Si bien este es el mecanismo termorregulador por excelencia, debemos aclarar que a través de la transpiración no solo equilibramos la temperatura corporal sino que también perdemos sodio, potasio y otros minerales.
Disminución del volumen plasmático. El plasma es la parte líquida de la sangre, en la que se transportan los elementos celulares (glóbulos rojos con oxígeno, glóbulos blancos). Al disminuir el volumen plasmático la sangre se pone más “espesa”, haciendo que su circulación sea más costosa. Y entre las sensaciones que podemos experimentar al entrenar con altas temperaturas podemos mencionar las siguientes:
Sensación pronunciada de sed (boca pastosa).
Calambres y problemas digestivos.
Aumento de la sensación de fatiga. Disminución en el rendimiento físico. Pérdida de la concentración.
Aumento de la temperatura de la piel, lo que nos da la sensación de calor extremo.
Dolor de cabeza y desorientación asociada a la deshidratación.
Algunos trabajos recientes han encontrado relación directa entre la hipertermia (aumento de la temperatura corporal) y el sistema nervioso central, demostrando que el cerebro tiene un alto impacto en la sensación de fatiga en condiciones climáticas de calor extremo.

Aclimatización vs aclimatación
Si bien este título parece un simple juego de palabras, las características de ambos procesos son bien marcadas. El primero de ellos (la aclimatización) se da naturalmente en deportistas y no deportistas, cuando pasamos de una estación de temperaturas frescas a otra de temperaturas más elevadas. Son los procesos que realiza nuestro organismo de modo paulatino y natural cuando comienzan los días más calurosos. Por otro lado, la aclimatación es la capacidad del deportista para ejercitarse y soportar el calor al mismo tiempo. Y esta capacidad puede mejorarse realizando repetidas exposiciones a un medio caluroso. Ambos procesos, aclimatización o aclimatación, funcionan en base a mecanismos fisiológicos que son los responsables de que el organismo logre adaptarse al calor:
El aumento del volumen plasmático.
 Un cambio en la sudoración, que consiste en que el sudor empieza a salir a temperaturas de la piel, interna y externa, más bajas.
Aumento de los ritmos de sudoración, que además pueden mantenerse durante períodos más largos.
El sudor se distribuye de forma más efectiva por el cuerpo. Queda más diluido al disminuir la concentración de sodio en éste. Es decir que se pierden menos sales en el sudor.
Aumenta el flujo sanguíneo subcutáneo. La sangre fluye más direccionada a la periferia, para favorecer la eliminación del calor (contrariamente a lo que sucede con las bajas temperaturas en invierno, que producen una vasoconstricción periférica y un aumento del flujo sanguíneo hacia los órganos para garantizar la mantención del calor en los mismos.
El gasto cardíaco se distribuye más eficazmente. Los mecanismos de adaptación producen una disminución de la temperatura interna corporal y una reducción del gasto cardíaco para una exposición al calor e intensidad de ejercicio determinadas. O sea que el cuerpo logra acostumbrarse a realizar ejercicio a una determinada intensidad y a cierta temperatura, que es a la que se ha entrenado. Podemos afirmar entonces que las adaptaciones naturales se denominan aclimatización al calor, mientras que las adaptaciones inducidas o entrenadas se denominan aclimatación. La aclimatación al calor refiere pues a las adaptaciones biológicas necesarias para entrenar con altas temperaturas, reduciendo la tensión fisiológica. Mejora entonces la capacidad de trabajo físico, aumenta la comodidad y quedan más protegidos los órganos vitales (cerebro, hígado, riñones, músculos) de lesiones por calor. La adaptación biológica más importante de la aclimatación al calor es una respuesta de sudoración más temprana y mayor. La pérdida de calor excedente se da a través de las glándulas sudoríparas y la cantidad de las mismas es individual (no todos las personas tenemos la misma cantidad). Este número depende de cuán expuestos estuvimos a climas cálidos en nuestra niñez.

Complicaciones físicas relacionadas con el calor
Otra clave de este período de entrenamiento es prevenir las enfermedades relacionadas con el calor. Estas se dividen en diferentes categorías y progresan de una categoría a otra, dependiendo de la gravedad de los síntomas. Los calambres por calor y el síncope de calor son enfermedades menos graves, que pueden servir como señales de alerta temprana para alteraciones más graves como el agotamiento por calor y el golpe de calor. Ser consciente de los signos y síntomas de la enfermedad por calor puede reducir en gran medida los riesgos y puede salvar una vida.

Escala de progresión de la enfermedad por el calor
Los calambres por calor son espasmos musculares extremadamente dolorosos que se observan más frecuentemente en la pantorrilla y el abdomen, aunque cualquier músculo del cuerpo puede verse afectado. Están comúnmente relacionados con la pérdida excesiva de agua y de electrolitos. La más común es la pérdida de sodio. Se puede reponer la pérdida de electrolitos comiendo bananas para añadir potasio, añadir un poco de sal a la comida, comer o beber productos lácteos para reponer el calcio y beber mucha agua y bebidas deportivas.
El síncope de calor es resultado de la acumulación de la sangre y es una experiencia poco agradable para quien lo padece. El desmayo suele ocurrir después de un cambio súbito en la posición (por ejemplo, desde la posición de sentado a parado). Cuando esto ocurre debemos trasladar a la persona a una zona de sombra, ayudarlo a recostarse, elevar los pies por encima del corazón y proveerle de abundante líquido.
El agotamiento por calor ocurre generalmente por una inadecuada reposición de los líquidos perdidos a través del sudor. Si un atleta puede ser víctima de agotamiento por el calor, hay que trasladarlo a un lugar fresco y debe beber tanto líquido como sea posible. En algunos casos es necesaria la reposición de líquidos por vía intravenosa. La temperatura del cuerpo debe ser monitoreada de forma continua para asegurar que el atleta no entre en un golpe de calor.
El golpe de calor es una emergencia que amenaza la vida. La causa específica del golpe de calor es desconocida, aunque se cree que a medida que las personas entrenan bajo el sol durante períodos prolongados de tiempo, sus cuerpos producen una cantidad extrema de calor interno, al punto que el “sistema de refrigeración” se apaga y el cuerpo llega a producir niveles peligrosos de calor. Normalmente el cuerpo se enfría a sí mismo a través del sudor y la irradiación de calor a través de la piel. Pero cuando las temperaturas superan un cierto nivel, el cuerpo es incapaz de trabajar lo suficiente como para eliminar el calor y finalmente colapsa. Se debe prestar atención médica inmediata a los atletas que son víctimas de un golpe de calor. Estos atletas tienden a colapsar repentinamente y suelen perder el conocimiento. El golpe de calor puede ocurrir de repente y sin previo aviso. Si un deportista lo padece hay que disminuir la temperatura corporal llevándolo a un ambiente fresco, colocar hielo bajo las axilas, la ingle, el abdomen y el cuello y llamar a emergencias. Si la temperatura del cuerpo vuelve a la normalidad dentro de los 45 minutos se reducirá en gran medida la posibilidad de muerte. Con todo lo anteriormente descripto, el mensaje que queremos transmitir es que, si bien el calor nos invita a salir a rodar más y de mejor ánimo, debemos tratar de no exponernos a altísimas temperaturas. Las consecuencias pueden llegar a ser serias. Lo mejor, en caso de poder hacerlo, es salir a primera o a última hora. De ese modo evitaremos forzar nuestro metabolismo y podremos disfrutar de esta época tan hermosa del año pero priorizando nuestra salud.

Tips básicos para enfrentar el calor
Si bien el calor puede traer sus complicaciones, existen formas de prevenir los efectos negativos del mismo para los que no tienen más remedio que salir a correr en esas horas “mortales”:
Hidratación pre-salida. Se recomienda beber como mínimo de medio litro a un litro de agua una hora antes de salir a entrenar.
Reducir el ritmo. A menos velocidad, el cuerpo percibirá una sensación de fatiga menor, por lo que el entrenamiento seguirá siendo útil.
Mojarse. Si existe la posibilidad, puede ser útil reducir la temperatura corporal mojándose ligeramente la piel.
Usar ropa transpirable y de colores claros, gorras o un pañuelo bajo el casco y todo tipo de material que pueda favorecer la termorregulación.
Buscar rutas que  brinden la posibilidad de reponer líquidos. De no ser esto posible, salir con compañeros y evitar recorridos solitarios.
Hidratación posterior imprescindible. Reponer líquidos post-esfuerzo es tan importante como hidratarse durante los entrenamientos.

La hidratación
La hidratación es el proceso fisiológico de absorción de agua por parte de una célula, tejido u organismo, así como también el restablecimiento del grado de humedad normal de la piel y la proporción adecuada de agua en el organismo. El agua es esencial para la supervivencia de todas las formas conocidas de vida. Y cumple una función fundamental en nuestro organismo. Mantiene el equilibrio hidroelectrolítico, participa en la la eliminación de los residuos tóxicos de cualquier combustión y en la recuperación de las sustancias perdidas a través del estrés extremo por temperatura y calor, además de compensar toda situación de homeostasis térmica, independientemente de la temperatura ambiente.

Existen tres tipos de bebidas deportivas:
Las bebidas hipotónicas presentan una concentración de solutos (sustancias disueltas en el líquido) inferior a la del plasma sanguíneo, es decir, están menos concentradas que el plasma.
Las bebidas isotónicas poseen una concentración de solutos igual a la del plasma. Este tipo de bebidas contiene azúcares y electrolitos a la misma presión osmótica que la sangre (330 miliosmoles/litro).
Las bebidas hipertónicas poseen una concentración de solutos superior a la del plasma. Para evitar los riesgos de las enfermedades por calor debemos garantizar que el deportista esté bien hidratado y alimentado durante el entrenamiento y la competencia. Las bebidas con carbohidratos-electrolitos son más efectivas que el agua pura y deberían ser consumidas antes del entrenamiento, durante el mismo y cuando la oportunidad lo permita. La mayoría de las bebidas deportivas comerciales se adecuan tanto para la rehidratación como para la provisión de energía. El objetivo primordial de la hidratación es el de reponer totalmente la pérdida de líquidos por sudoración durante el ejercicio. No hay evidencias de que los seres humanos puedan adaptarse a la deshidratación crónica. De hecho el hombre puede sobrevivir sin alimento hasta 40 días, pero sin agua solo 72 horas. Por lo tanto, el único método para evitar la deshidratación durante el ejercicio es consumir cantidades adecuadas de líquidos. En términos de proteger la salud y mejorar la performance, no hay otra alternativa.

 

Por Elisa Lapenta*

*La autora es Profesora de Educación Física, especializada en Alto Rendimiento en Alemania, titular de H3o (servicio de entrenamiento orientado a deportistas de todos los niveles: tiempo libre, amateur, semiprofesional, pofesional): (0351)6225243 | elisalapentah3o@hotmail.com | h3o Sports | INSTAGRAM @elisanoemilapenta 

Click para comentar

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Deporte y Entrenamiento

Salta: la 10ª edición del Desafío de las Nubes fue una verdadera fiesta del mountain bike

Publicado

el

Por


Con más de 1500 competidores de todas las provincias argentinas y con la presencia de ciclistas de Uruguay, Paraguay y Bolivia, se concretó el pasado domingo en Salta la 10ª edición del Desafío de las Nubes, el evento premium del MTB argentino..
Durante 3 días se vivió en el Parque del Bicentenario, epicentro de la competencia, una fiesta para los amantes del ciclismo y del mountain bike, en un evento que convocó al mejor nivel de pedalistas y a innumerables familias que pudieron disfrutar de una Expo con stands de las principales marcas vinculadas al ciclismo y con carros gastronómicos.
En lo específicamente vinculado a lo deportivo, cabe destacar la participación de 1.500 competidores de todo el país y de países limítrofes, repartidos en cuatro pruebas: recorridos de 30 y 80 kilómetros para el Rural Bike y de 35 y 50 kilómetros para el Cross Country, todos divididos en damas y caballeros y en diferentes categorías. 
La competencia tuvo como unto de largada el Parque del Bicentenario y recorrió el Campo General Belgrano, en los predios del Ejército.

El tucumano Darío “Mono” Gasco fue el gran ganador de esta edición del Desafío de las Nubes en la carrera central, los 50 km del XC, con un tiempo de 2 horas y 15 minutos, siendo la tercera vez que se alza con este trofeo. El podio fue completado por Thomás Montenegro (Santiago del Estero) y Javier Manuel Nardolillo (Tucumán). El mejor salteño fue Franco Delgado, quien se quedó con la cuarta ubicación, mientras que el histórico “Palito” Macías fue séptimo en la general, pero el mejor en Máster B2.
La jujeña Agustina Apaza fue la ganadora en damas, siendo Florencia Avila la mejor salteña, en el 5º lugar.

En los 80 kilómetros de Rural se impuso el boliviano David Rojas Almanza, con un tiempo de 2 horas y 51 minutos, seguido por el salteño Nicolás Reynoso y el tucumano Facundo Coronel.
En damas se impuso la salteña Claudia Maldonado, con un tiempo de 3 horas y 22 minutos, seguida por Agustina Gómez Castañón, también salteña y Erika Simón, de Neuquén.
Todos los asistentes destacaron el nivel de la competencia, que se ubica a la altura de las mejores del país, tanto por la asistencia como la excelente organización.

Los circuitos se desarrollaron dentro de las 4.000 hectáreas que integran la reserva natural Loma Balcón, dándole un marco natural privilegiado con un característico paisaje de praderas que se combina con desniveles de variada complejidad.

Continua leyendo

Deporte y Entrenamiento

Zion en Rio Pinto: nuevos modelos de ruta y MTB y una gran actuación deportiva de su equipo

Publicado

el

Por


Durante la reciente edición del Desafío al Valle del Río Pinto, la popular carrera que se desarrolla todos los años en La Cumbre, provincia de Córdoba, estuvo presente con un importante stand la marca Zion, con la presencia de su equipo marketing, desarrollo de producto, ventas y el Zion Factory Racing Team.

La marca presentó muchas novedades. Una nueva gama de colores de su modelo de entrada a la competición de aluminio, la nueva Zion Strix color azul brillante, la Strix GT con equipamiento Shimano de 11 velocidades y dos nuevos modelos de ruta full aluminio con transmisión LTWOO, horquilla de carbono, transmisión Shimano Sora y frenos a disco. En relación a estos modelos ruteros, Maxi Maddalena, gerente general de la marca, señaló lo siguiente: “Nuestros clientes nos pedían bicis de ruta, y por eso nos lanzamos a full con dos modelos de inicio de gama”

Las miradas más exigentes y los gestos de aprobación se las llevaron las nuevas doble suspensión de MTB, otra de las novedades de la marca. Una versión de carbono con 100 mm de recorrido y otra versión de aluminio con 120 mm, los dos modelos con grupo Shimano Deore de 12 velocidades (1×12).
“Los dos modelos — dijo Joaquín Cuenca. encargado de desarrollo técnico— cuentan con sistema anti-rebote, lo que hace que, incluso al estar la suspensiones abiertas, el usuario no pueda perder potencia a la hora de un pedaleo exigente.”
Tomas Bellati, gerente de ventas, agregó: “El usuario quiere nuevos looks, nuevos colores, y sobre todo que, al cambiar de bici, ese esfuerzo económico se note, es decir que sienta un cambio con respecto a su bici anterior. Ese es el objetivo que nos planteamos con cada modelo. Partimos de la base de ¿quién la va a usar?, ¿que busca en esa nueva bici?”

Un claro ejemplo de estos conceptos es el modelo Ovanta, con un cuadro con un centro de gravedad mas bajo y transmisión 1×10, pensada para los usuarios de MTB que se están iniciando y que quieren subir un escalón hacia algo más pro, pero sin tanto presupuesto.
En el stand todos los visitantes podían disfrutar de una cerveza fría de la marca Ortuzar, empresa que acompañó a Zion en el evento.
Por su parte, el Zion Factory Racing Team participó de la carrera que se desarrolló el domingo, logrando que ZION se subiese al podio de los ganadores. Nehuén Olguín se llevo el primer lugar en Juveniles, mientras que Agustín Córdoba se quedó con el sexto lugar en categoría Elite. Terminada la carrera, tuvimos la oportunidad de conversar con ellos.

Olguín: dos presencias, dos triunfos


A Olguín, ganador de la categoría Juveniles sobre su Zion Diablo (cuadro rigido de carbono), le pedimos que nos contara cómo había sido la previa a la carrera y cómo se había sentido durante y después del desafío:
“Fue una carrera muy dura, desafiante, que había proyectado a principio de año como uno de los mayores objetivos de mi temporada, y pude conseguir un buen resultado, obteniendo el primer lugar en mi categoría y un buen lugar en la general.
Las sensaciones previas fueron buenas; estuve tranquilo porque ya conocía el circuito, ya que el año pasado lo había corrido también logrado un primer lugar en la categoría Prejuveniles. Este año pude mejorar mi tiempo por 8 minutos, logrando un tiempo total de 3 horas 4 minutos.”



“Las sensaciones en carrera fueron totalmente positivas. Rodé escapado 83 kilómetros, prácticamente desde la largada hasta la llegada. Y las sensaciones post carrera fueron una mezcla de emociones, debido al arduo trabajo y la gran preparación que demanda esta carrera.
La estrategia de carrera se dio como estaba planificada, lo que me hizo estar tranquilo y concentrado todo el tiempo.
Quiero agradecer a todas las marcas y en especial a mi familia, que hace posible que yo esté en este tipo de eventos. Además quiero destacar la predisposición que tuvo el equipo Zion durante el fin de semana. Nos recibieron muy bien y nos atendieron de manera excelente. No quiero dejar de lado los agradecimientos a mi profe, Jose Olarte, quien cumple un rol importante en mi preparación deportiva.”

Agustín Córdoba Álvarez: “Todo fue una fiesta”

El sexto puesto en Elite de Agustín Córdoba fue el corolario de varias jornadas en La Cumbre a la espera del día decisivo: “Fueron días de pura diversión junto a mi equipo y amigos. El trabajo ya estaba hecho, sólo quedaba disfrutar. Sí tengo que admitir que en la carrera me desconecto de todo, pero antes y después todo fue fiesta y puro disfrute.”

¿Con que bici la corriste? Contamos como está equipada y como la sentiste en carrera.

Competí con mi bicicleta Zion Diablo full carbono, equipada con componentes Shimano. Mi bici es un material de lujo para este tipo de carreras.

¿Cuantos Río Pinto corriste y como te sentiste en este respecto de otros?

Es mi segundo Río Pinto. Lo disfruté un poco más que el anterior, ya que conocía el trazado y pude armar una estrategia de carrera en base a eso. También creo que se rodó mucho más fuerte que el año pasado..

¿Cómo te preparaste?

Junto a mi entrenador José Olarte venimos trabajando hace varios meses. Participé en algunas fechas de la temporada de ruta en Mendoza pensando en este objetivo y también con entrenamientos específicos y gimnasio,

¿Qué parte del circuito te gustó más?

El segmento que más me gustó fue la subida de San Marcos. Puse un buen ritmo al escalar, estaba preparado para eso.

¿Cuál parte la sentiste más dura?

El tramo más exigente fueron los últimos kilómetros, debido al desgaste físico acumulado y a la tensión del pelotón en el que viajaba, todos corredores de muy buen nivel y nadie estaba dispuesto a darse por vencido.

Respecto de los resultados y tiempos de carrera, ¿fue como lo planeaste?

Pude quedarme con el sexto puesto de la categoría con un buen tiempo. Estoy muy conforme con mi rendimiento, pero siempre quedan cosas por mejorar, Junto a mi compañero Nehuén ya estamos esperando la próxima edición.
Pasamos unos lindos días, buenos momentos y fue una buena carrera. Siempre es un placer compartir estas cosas con el Zion Racing Team.

zion-bikes.com

Continua leyendo

Eventos

El corredor Lito Oviedo responde 5 preguntas sobre el Desafio de las Nubes

Publicado

el

Por

¿Qué es lo que más se disfruta de la carrera?
Lo que más disfruto de la carrera es el entorno, los paisajes, el circuito y la organización.

¿Qué es lo mejor del circuito?
Es muy divertido. Tiene partes técnicas y rápidas.

¿Lo corrés con doble o HT?
La bici para este año será doble, sin dudas la Epic SW hace la diferencia en las sendas.

¿Cuantas veces la corriste?
4 veces.

¿Qué le dirías a alguien que está en dudas de correrla?
Es una carrera muy linda, unas de mis favoritas del NOA. El viaje, los días previos y la carrera hacen que uno siempre quiera volver a Salta, así que ya estoy esperando para disfrutar un año más.

El Desafio de las Nubes celebra su 10ma edición el 9 de junio, en la ciudad de Salta. Conocé más acá

Continua leyendo

Eventos

Salta: se viene la 10ª edición del Desafío de las Nubes, la carrera premium de MTB argentino

Publicado

el

Por


El Desafío de las Nubes, esa clásica salteña de categoría premium del MTB argentino que cada año suma más y más participantes, va por su décima edición. Este año la fecha elegida es el 9 de junio y se espera recibir una gran cantidad de corredores de todas las provincias del país, así como de Bolivia, Uruguay y Paraguay.
Como desde su nacimiento, este Desafío será una verdadera fiesta del MTB, con tres días de Expo en el espectacular marco del la Reserva Natural Campo General Belgrano, un lugar perfecto para disfrutar de la naturaleza en familia o con amigos y hacer el reconocimiento del circuito durante los días previos.


La carrera se disputará el domingo 9 de junio, mientras que la Expo, con la presencia de las grandes marcas del país y numerosas bicicleterías, se desarrollará desde el viernes 7 hasta el mismo domingo de la competencia
¿Por qué destacamos como premium a esta carrera? No en vano, ya que presta servicios excepcionales y únicos en el país a todos los concurrentes, además de renovarse cada año, buscando mejorar y agregar servicios de calidad al ciclista.
En cuanto a lo deportivo, en esta ocasión habrá dos recorridos competitivos: un rural de 80 kilómetros y un circuito de cross country de 50 kilómetros, y dos recorridos para aquellos que se inician en la actividad (promocionales): un rural de 30 kilómetros y un XC de 35 kilómetros.


Todas las pruebas se desarrollarán dentro de las 4.000 hectáreas que integran la reserva natural Loma Balcón, un marco natural privilegiado, con un característico paisaje de praderas que se combina con relieves más complejos, donde los bikers podrán experimentar todo tipo de terrenos y dificultades naturales: arcilla, arena, barro, piedra y lajas, en un recorrido que transcurre entre sendas anchas y de herradura, con cuestas y descensos de diferentes niveles de complejidad en los que podrán desarrollar todo su potencial.
Hay premios en cada categoría del 1º al 5º puesto y premios en las generales de damas y caballeros en circuitos competitivos del 1º al 10º.


Y por si todo esto fuera poco, el evento ofrece la posibilidad de disfrutar de Salta en todos los niveles. Enterate de todos los detalles en la web del evento.
¡Y por nada te pierdas corroborar en persona por qué al Desafío de las Nubes lo calificamos como premium…!!

www.desafiodelasnubes.com.ar

Continua leyendo

Más Leídas